Artículos

Imprimir

La Tuna del Colegio Mayor Santa Teresa de Europa, la que nunca fue de parche

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

 

Félix O. Martín Sárraga. Investigación personal. 2018.


Nuevamente un artículo comprado en subasta sirvió para "tirar del hilo" y rescatar del olvido a una Tuna de Colegio Mayor. El artículo fué un escudo que rezaba "Colegio Mayor Sta. Maria. S.E.U.", hecho en metal fundido que impresionaba de haber sido llavero en sus mejores tiempos. Luego otra subasta me permitió hacerme con un ejemplar de las Crónicas 1947-57 del Colegio Mayor Santa María de Europa, con lo que se podía rescatar del pasado parte de las andanzas de su Tuna.

Colegio Mayor Sta. Maria de Europa SEU 1947-1997 -  Escudo

El Colegio

Aunque abrió sus puertas el 16 de octubre de 1947 no fue inaugurado oficialmente hasta el 23 de noviembre del mismo año con un programa que abría, como era preceptivo, la Santa Misa y la bendición del Colegio que dio paso a la presentación por el Rector y Autoridades (entre las que se hallaban el Ministro de Educación Nacional, D. José Ibáñez Martín, y el Obispo de Tuy, Revdo. Fray José López Ortíz), Juramento de Vicerrectores, Consiliarios, Decanos y Colegiales, imposición de emblemas y la ejecución del Gaudeamus Igitur e Himno.

El Rector recordaba la intención del  Colegio al decir que "hemos pretendido que desde el primer día el Colegio Mayor "Santa María" fuese una comunidad de hombres jóvenes con autenticidad en su modo de ser y unidos por un destino común que cumplir", recordando a los presentes las bases de la Comunidad: Catolicidad, Juventud y Universidad.

Aunque la Iglesia disponía que la fecha era el 2 de febrero, el Colegio celebraba la fiesta de exaltación de su patrona, Nuestra Señora la Virgen de Europa, el domingo siguyiente a dicha fecha "para celebrarla con mayor solemnidad".

Su edificio inicial, sito en la calle de Cea Bermúdez, 15 de Madrid, disponía de Sala de Conferencias (2º piso), Capilla (tercer piso), Hemeroteca (4º piso), Hogar Universitario (5º piso), Biblioteca (6º piso) y más dependencias, destinando el séptimo piso a las habitaciones de los Catedráticos, Barbería, Clínica, Enfermería y Laboratorio. También en la misma planta estaban las habitaciones del personal doméstico. Bajo esta planta estaban las dependencias de los Colegiales así como algunas piezas de uso colectivo. El Casinillo de los Graduados y las habitaciones de los Vicerrectores compartían planta con la Hemeroteca.

Las habitaciones de los Colegiales, todas individuales, eran de "dimensiones holgadas, sin exageración" y disponían de cama, mesa, estantería, mesilla, sillón y silla. Las habitaciones de los Escolares eran dobles.

Sus instalaciones deportivas constaron de piscina, campo de baseball y gimnasio cubierto.

Estas instalaciones se cerraron, "por deterioro", a finales de la década de 1950 y el Colegio Mayor Santa María fue una de las primeras reivindicaciones de Rodolfo Martín Villa cuando accedió a la Jefatura del S.E.. de Madrid. Sobre las nuevas dependencias se ha dicho que "los lugares comunes eran escasos",  disponía de sala de Conferencias y reuniones colegiales en la tercera planta y Bar en la planta baja. 

De ha publicado que "una de las primeras tradiciones que se recuperó fue el examen de nuevos colegiales", en los que "las distintas promociones rivalizaban en humor e ingenio; jamás fueron exámenes humillantes ni groseros. Siempre terminaban con la incorporación original y auténtica del nuevo a la comunidad de colegiales".

La Tuna

Aparece en 1963, "de la que el principal artífice es el Colegial Plaza", sabiéndose que "funcionaba maravillosamente" en el periodo 1968 - 1973 y que "animaba las fiestas y la noche de los vecinos ensayando" sabiéndose que los Colegiales "participaban en la mayoría de las actividades.

Durante el periodo comprendido entre 1977 a 1981 es cuando se aportan más datos. Se recuerda a Enrique Molina, siempre con su guitarra, y a Juan Antonio "Pitorra" con sus boleros en momentos en los que "la Tuna era el orgullo del Colegio". Destacaban en ella "El Persianas, el Pibe, el Fuelles, Chegeli, Villarrubias...... "directores de aquella cuadrilla instrumental que nunca fue de parche, que rondaba al viejo estilo en los Colegios de chicas, que se adentraba en  el Madrid de siempre y era recibida con agrado agasajando sus sonatinas con billetes lanzados desde los balcones con pinzar para que no se volaran".

Alegraba las fiestas en varias Embajadas, estuvo de gira por Bélgica, y a punto estuvo de viajar a Chile. Ganó "algún concurso" en Alcalá, recibió a Obiang Ngema en el aeropuerto de Barajas y se presentó en innumerables fiestas de numerosos Colegios Femeninos, "como es de ley". 

- "Me he comprometido a rondar hoy a las chicas del Pino, pero es que hace un frio del carajo".

- "Si hay que salir, se sale".

Era muy solicitada y raro era el fin de semana que no saliera "la Tuna del Santa", hasta nevando salió "a rondar bajo las ventanas de Isabel". Decía un tuno: "Nuestro único cobro era el refrigerio que a bien tuvieran con nosotros para refrescar el gaznate (algunos tenían un paladar exquisito) o para templar el cuerpo". En las fiestas del Colegio "era obligado que  irrumpiera sobre el escenario para alegría de los colegiales y alborozo de los acompañantes". Se recueda que todo el mundo cantaba y bailaba al son del pasodoble, de la isa canaria.... que reían al escuchar el "rosario tunero" y coreaban aquello de "El dolar y la esterlina, a nuestra humilde peseta...". 

En un año la Tuna contó con "dos acordeones, un violín*, un flauta, un timple y tres panderetas además de las clásicas bandurrias, guitarras y laúdes. Toda una sinfónica y toda del Santa". Entre sus integrantes se recuerda a Joaquín Plaza, Roberto Clavero, José Luís Villarrubias, Mariano Herranz, CArlos Navarro, Guadamur, Crisanto, Julián Giganto y Chegeli ("la vieja guardia") y los que posteriormente se unieron: Adolfo Remacha, Carlos Palomar, Antonio L. Micó, Vicente Soriano, "un francés al que todos llamaban 'Cals'", Arturo Sánchez, Pedraza "el Sinco", Pedro CortésTeodoro San José Serrano ("Gus").

- "Oye, y los libros ¿cuando?"

- "Se hace lo que se puede".

Durante el periodo 1992 a 1997 la "legendaria e inmortal Tuna del Santa" fue noticia porque obtuvo el Segundo Premio en el Certamen del Colegio Mayor Caro y en organizado por El Corte Inglés.

Lo dicho.... una Tuna como las de antaño, con ingenio, galantería, bohemia y responsabilidad que nunca fue de parche y rondaba al viejo estilo. ¡Casi na'!

 

(*) El violinista, según Toñín Cazallas y Luís Eugenio Paredes Palomo, era el "Alegrías" y procedía de la Tuna de Alcalá.

__________

Imágenes: 

- Escudo en metal fundido procedente de subasta. Colección pesonal del autor.

- Escudo del Colegio Mayor Santa María de Europa. Colegio Mayor Santa María de Europa. Crónicas 1947-97. 50 Aniversario.

Fuente:

Colegio Mayor Santa María de Europa. Crónicas 1947-97. 50 Aniversario. Obra, al parecer editada y publicada por el Colegio para celebrar su medio siglo de fundación. Comprada en subasta. Colección personal del autor.


Publicación: 20/03/18