Artículos

Imprimir

1963-1968: Se celebran dos certámenes locales más, renace la TUDS y desaparece en poco más de un curso

Ratio:  / 1
MaloBueno 

 

Rafael Asencio González, "Chencho"

Tuna de Medicina de Córdoba



Una buena parte de las noticias concernientes a la tradición que nos ocupa en 1963, tienen como protagonista a la Tuna de Peritos Industriales de Sevilla:

  1. En primer lugar asistió a mediados de febrero a su anual cita con las “Fiestas Típicas Gaditanas”, en esta ocasión la reinala señorita Milagrosa del Moral Cabeza. Acudieron además de la sevillana, la Universitaria de Córdoba, Medicina de Cádiz, Ciencias de Madrid, Medicina de Granada y Peritos de Jaén.
  2. El 8 de marzo, con motivo de la festividad de San Juan de Dios, se celebraba en el Sanatorio de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder una solemne misa cantada por la Escolanía de Nuestra Señora de los Reyes y, ya en la tarde, tenía lugar una velada músico-teatral a cargo del TEU, Coros y Danzas de la Sección Femenina y la Tuna de Peritos Industriales.
  3. En agosto la Tuna de Peritos realizaba un largo recorrido veraniego. Tan sólo se informa de que el día 20 estaban en París visitando la Embajada de España. El encargado de Negocios, señor Rodríguez Porreo, les obsequió con una copa de vino español.

Por su parte la Tuna de la Escuela de Náutica de San Telmo participó en el Acto organizado por la Agrupación Tutelar de Retrasados Mentales (ATUREM), el día 12 de octubre, “para exponer el hondo y trascendental problema de los retrasados mentales en España y concretamente en Sevilla y su provincia”.

Meses antes Náutica había vencido en el “I Certamen Local de Tunas de Sevilla”, celebrado el día 10 de marzo de 1963 y organizado por el Departamento de Actividades Culturales del Distrito, con la colaboración extraordinaria del Rector de la Universidad. Intervinieron las tunas de Peritos Industriales, Medicina y Náutica, y los Grupos de Danzas Femeninas del SEU, que se presentaban por vez primera. El teatro Cervantes registró un lleno absoluto.

Formaban el jurado el Rector, don José Hernández Díaz; el Catedrático del Conservatorio de Música, don Luis Izquierdo; don Juan Otero en representación de Juventudes Musicales; don José Luis Castejón por la Tuna de Peritos Industriales; don Alfredo Fernández por la de Medicina y por la de Náutica el presidente de la rondalla de ciegos, don Juan Venegas. El certamen fue radiado en directo por Radio Vida de Sevilla desde las 11´15 de la mañana a las 13´45 de la tarde.

Como he dicho ganó el certamen Náutica con 47 puntos, seguida de Peritos con 44 y Medicina con 41.

El 17 de Marzo a las 12´30 de la mañana, en la Escuela Náutica de San Telmo (Pabellón de Colombia) se celebró el acto de entrega del trofeo obtenido por la Tuna de Náutica en el “I Certamen Local de Tunas”, concedido por el Rector de la Universidad, así como el nombramiento de madrina de la señorita Amparo Cervera Lizaur. Valentín Romero, Jefe de la Tuna  efectuó la entrega de la copa al Comandante de Marina, don Juan Cervera y Cervera, y Enrique Macho, delegado de la Escuela de Náutica, condujo a la señorita Cervera al centro del patio donde fue nombrada madrina de honor de la tuna, haciéndole entrega de un pergamino con el nombramiento y un hermoso ramo de claveles. A continuación la tuna interpretó varias composiciones.

El 8 de diciembre se celebró la “Gran Cabalgata de la Caridad”, organizada a beneficio del Sanatorio de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder. La “Gran Cabalgata” estaba formada por cinco caravanas que recorrerían otros tantos distritos. Los informadores portaban carretillas en solicitud de donativos.

En un principio se anunció la presencia de las tunas de Náutica y Peritos Industriales en la caravana número 1 o de Candelaria (de Federico Mayo Gayarre a Plaza Nueva), de la Universitaria en la cuatro o de El Tardón (Avenida de Álvar Núñez a Plaza Nueva), y de la de Medicina en la cinco o de Pío XII (Plaza de la iglesia de la Barriada de Pío XII a Plaza Nueva) [1]; luego quedó la Tuna de Náutica en la caravana uno, la de Peritos en la tres o de Barriada del Carmen (de Beato Rivera a Plaza Nueva) y la de Medicina en la cinco.

La prensa destacaba en días posteriores la actuación de estas tres tunas, “que no les importó el deterioro de guitarras y bandurrias y laúdes [2] y que animaron, conjuntamente con bellísimas señoritas ataviadas con el traje de faralaes, todos los recorridos”.

Descolla se cayera del programa la Tuna Universitaria, que tampoco participó en el certamen de tunas, con lo que puede afirmarse su desaparición en 1962. Tampoco intervino Derecho de donde o bien su organización fue bastante lenta (no se vuelve a hablar de ella hasta 1965) o, y en la opción que me parece más lógica, apenas duró y se reorganizó posteriormente.

Ya en 1964, el 5 de enero la Tuna de Náutica participaba en la cabalgata de los Reyes Magos del pueblo de Villaverde, organizada por el Secretariado Parroquial de Caridad; “un villaverdero estudia en la capital y él trae a sus compañeros, que hacen las delicias del pueblo”.

A comienzos de febrero nuevamente la Tuna de Peritos cumplía con la invitación de la Comisión de Fiestas asistiendo a las “Fiestas Típicas Gaditanas”. La reina de ese año era la señorita Pilar Navarro-Rubio y Serres, y habían confirmado su presencia la Tuna de Ciencias de Madrid, la Universitaria de Córdoba, además de una de Granada, Jaén, Málaga, Jerez y dos de Cádiz.

El día uno de abril la Tuna de Peritos participaba en los actos organizados por el Hogar Canario con motivo de la inauguración de su nuevo domicilio de la Plaza de la Falange Española número 11. Los actos comprendían una exposición de objetos de artesanía canaria y un ciclo de conferencias y la imposición de una corbata del centro regional a la bandera de la Tuna de la Escuela de Peritos Industriales, con la asistencia de representaciones de las distintas tunas del Distrito Universitario.

También en abril se tiene constancia de la actuación de una tuna universitaria, si bien no se dice cual, en la cena de gala del XVIII Congreso de la Unión Internacional de la Propiedad Urbana, lo que produjo “placenteros efectos, particularmente entre los congresistas extranjeros”. 

La Tuna de Peritos estuvo además presente, el 6 de junio, en las ofrendas florales que las hijas del gobernador, señor Utrera Molina, y del alcalde, señor Hernández Díaz, realizaron en la Basílica de la Macarena ante la imagen de la Santísima Virgen de la Esperanza Coronada. Tras las ofrendas antedichas la Macarena recibió el homenaje de la Tuna de Peritos Industriales que le cantó el “Ave María” de Gounod.

A comienzos de octubre una tuna universitaria, también sin especificar, encabezó la comitiva académica hacia el patio de la Facultad de Ciencias donde se celebró el solemne acto de apertura del año académico en el Distrito de Sevilla. Tal vez fuera la Tuna de Peritos Aparejadores, que hacía por entonces su estreno y que participó en la apertura de curso en el Colegio Mayor “Santa María del Buen Aire” el 25 de octubre. 

Empezó fuerte Aparejadores. Así en el “II Certamen Local de Tunas”, organizado por el Departamento de Actividades Culturales del SEU y celebrado el martes 8 de diciembre de 1964 en el Teatro Lope de Vega a las 11´30 de la mañana, resultó vencedora, quedando en segundo puesto Peritos Industriales. La mención honorífica a la mejor interpretación de la pieza obligada correspondió a la Tuna de Aparejadores. Intervinieron en el Certamen, además de las tunas, un número cómico y un recital de poesía, la rondalla del Seminario y el Quinteto DUS.

Para terminar los acontecimientos noticiosos de este año, aun cuando anterior en el tiempo, durante el fin de semana del 5 y 6 de diciembre la Tuna de Medicina estuvo en el pueblo de Paradas. “Durante el día, las cintas de sus uniformes pusieron una nota de colorido en el blanco de sus calles; por la noche, más de una jovencita suspiró al eco de sus canciones y al sonar de sus guitarras. Todo el pueblo entusiasmado se volcó en atender a los tunos, organizándose una función en el Ayuntamiento a su cargo, y por la tarde, una magnífica fiesta de sociedad, con el nombramiento de madrina de honor a cargo de la galantísima señorita Lolita Cansino Hurtado y de sus damas de honor. 

La participación de las Tunas sevillanas en una nueva edición de “La Cabalgata de la Caridad” el día 6 de enero de 1965 y la publicación del orden de participantes en las distintas caravanas que luego se fundirían en la Plaza Nueva, nos permite dar una relación completa de las tunas por entonces existentes:

-   Tuna de la Facultad de Derecho.

-   Tuna de la Escuela de Peritos Industriales.

-   Tuna de la Facultad de Medicina.

-   Tuna de la Escuela de Aparejadores.

Poco después, a comienzos de febrero, la Tuna de la Facultad de Medicina nombraba madrina de honor a la señorita Milagros Segura Peche, ofreciendo una fiesta de sociedad el día 6 en el transcurso de la cual se le hizo entrega de dicho nombramiento.

El día 18 una tuna sevillana (probablemente Peritos) asistía a las “Fiestas Típicas Gaditanas” de 1965, de las que era reina ese año la señorita Maribel Fraga Estévez, hija del ministro de Información y Turismo don Manuel Fraga Iribarne.

Aparejadores protagonizó un acto también en febrero, concretamente el día 19. Con motivo del Paso del Ecuador de la III Promoción de Aparejadores, se celebró en la basílica de la Macarena una santa misa oficiada por el obispo auxiliar, monseñor Cirarda Lachiondo, a continuación de la cual se hizo entrega del emblema de la Escuela de Aparejadores a la Santísima Virgen de la Esperanza Macarena, cantándose una Salve de acción de gracias por la tuna de la Escuela. Al acto asistieron miembros de la Junta de gobierno de la Hermandad de la Virgen de la Macarena, numerosos fieles y la primera dama de la promoción que celebraba por vez primera el “Paso del Ecuador”, señorita Rocío Bohórquez Jiménez.

Una tuna universitaria de Sevilla (no se da información de cual de las asistentes asistió a la capital del Principado) fue invitada a participar, también a finales de febrero, en el VIII Certamen Nacional de Tunas celebrado en Oviedo, junto a las procedentes de Salamanca, Valladolid, Granada, Valencia, Bilbao, Pamplona, Córdoba, Tarragona, Vigo y la representante del principado. Fue madrina de las justas la duquesa de Alba, y las actuaciones tuvieron por escenario los teatros Campoamor y Filarmónica. Temas de obligada interpretación eran el “Gaudeamus Igitur” y “Torre Bermeja” de Albéniz. Los premios otorgados por el jurado fueron los siguientes: primero a la Tuna del SEU de Valencia (que era la de Peritos Industriales), segundo a la Tuna del SEU de Tarragona, tercero a la Tuna del SEU de Granada, y mención especial a la Tuna del SEU de Valladolid[3].

Ya en marzo, la Tuna de Medicina intervino, con un concierto en el local social, en la celebración de la festividad de Santo Tomás de Aquino organizada por los estudiantes de la Asociación Cultural Menéndez Pidal de Coria. A finales de mes una tuna sevillana acudía al aeropuerto para recoger a la madrina de los Juegos Universitarios Nacionales, señorita María José Carmona (fallera mayor de ese 1965). 

En abril los tunos sevillanos participaron en la “Fiesta de la Flor”, acompañando a las jóvenes en su recorrido por la ciudad en solicitud de donativos para  los enfermos.

En junio, fue la Tuna de Peritos la que colaboró en el marco de la segunda sesión radiofónica organizada por Radio Sevilla y la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer al objeto de recaudar fondos para cumplir los fines de la anterior. Tras actuar a través de las ondas la tuna recorrió algunos barrios para recoger nuevos donativos.

Como ya era habitual en octubre una tuna (no se dice cual) actuó en la inauguración de curso, que lo era también de las nuevas instalaciones de la Universidad.

Terminó el año con una nueva participación de las tunas en otra edición de “La Cabalgata de la Caridad” celebrada el 23 de diciembre. En esta ocasión no se publicó en ABC listado de participantes con lo que resulta imposible dar el nombre de las que intervinieron, sólo por un artículo publicado el 23 conocemos estuvo la Tuna de Peritos Industriales.

1966 es el año que menos noticias de interés contiene para la historia de las tunas sevillanas. La primera hace referencia a la participación de las mismas en la entrega de juguetes que los Reyes Magos de Oriente realizaron en la Residencia “García Morato” entre los niños hospitalizados.

Las tras dos noticias destacables hacen referencia a la aparición de una nueva Tuna Universitaria sevillana, la de la Facultad de Ciencias, que en abril concurrió a la fiesta de bienvenida organizada en el Club Pineda por la Delegación Provincial del Ministerio de Información y Turismo con motivo del “Día del Turista”; y a finales de noviembre estuvo presente en la visita que el ministro de Educación y Ciencia realizó a su Facultad al objeto de conocer las instalaciones de la sección de biológicas, que había comenzado a funcionar el mes anterior.

Por el contrario al anterior año, sí se ofrecen muchas nuevas en 1967. Algunas hacen referencia a concretas tunas y otras a todas o bien no concretan la agrupación de que se trata.

La Tuna de Medicina con motivo de la celebración el 1 de marzo por parte de los Cuerpos General de Policía y Policía Armada de la festividad de su patrón, el Santo Ángel de la Guardia, actuó en el Acuartelamiento que en la Alameda de Hércules poseía la Policía Armada: “En ese Momento, el cuartel registró una clamorosa ovación. Porque entraba en él la tuna de la Facultad de Medicina del Distrito Universitario de Sevilla. Pasodobles, pasacalles. Saludos al gobernador y a los guardias. El jefe de los tunos dice: <<Tenemos mucho gusto de estar aquí. Somos estudiantes que no estamos reñidos con nada de lo que hay aquí>>. Más aplausos. Tararean los policías aquello que interpretan los tunos. Hay una cordial compenetración. El señor Utrera Molina saluda a los estudiantes y agradece el gesto de sumarse a la fiesta del día. Más aplausos. La tuna se va. Y un tuno estrecha fuertemente la mano de un comisario de Policía, que lo retuvo algunas horas en Comisaría por aquello que ya está olvidado”. Tras actuaren el cuartel la tuna se trasladó, “como ya es tradicional” al Hospital Central, “donde actuaron con igual brillantez y simpatía, alegrando con su intervención a cuantos enfermos allí se encuentran”.

En diciembre Medicina colaboró en la “Operación Juguete número 1”, cuyo objeto era proporcionar juguetes y golosinas a los vecinos de una barriada sevillana. La Tuna ofrecería serenatas en las calles para recaudar fondos con dicho fin. Estuvo también a finales de ese mes, en las Piscinas Sevilla, en la reunión celebrada por la Agrupación de Viejas Glorias del Sevilla Club de Fútbol.

La Tuna de Derecho, que este año comienza de nuevo a tener presencia, dio un concierto el 2 de marzo, en unión del Grupo de Danzas Universitario, en el Salón de Actos de la Casa del Estudiante, con motivo de la celebración en Sevilla de la “Semana de Santo Tomás de Aquino”. A finales de abril tocó para el caudillo en la visita que éste hizo a su Facultad.

De la Tuna de Ciencias sólo se da cuenta con respecto a su presencia en los actos desarrollados en su Facultad con motivo de la festividad de su patrón, San Alberto Magno.

La Tuna de Peritos actuó en la cena fría servida en el Casino de la Exposición durante la gala de “Miss Sevilla 1967” a finales de mayo, el ABC da los siguientes detalles: “Fue servida la cena fría. Antes fue preciso esperar a que las candidatas terminaran su yantar y que los miembros del jurado cambiaran impresiones. Mientras todo esto ocurría, allí estaban los veinticinco jóvenes que integran la tuna de Peritos de Sevilla – la tuna decana – que alegraron con sus pasacalles todo el grato ambiente. Pasó y volvió a pasar la estudiantina. Y allí se inició una alegría que ya no se extinguió hasta el amanecer. Ovaciones y más ovaciones para estos estudiantes, que en días de exámenes tuvieron el gesto amable de acudir a estar próximos a las <<misses>> y brindarles sus actuaciones. También tuvieron los estudiantes el gesto de brindar a doña Margarita Gómez de Utrera sus mejores canciones. Vaya para todos ellos nuestro reconocimiento y felicitación”. Días más tarde cantaron a <<Miss Sevilla 1967>>, Manoli de los Santos García, en su domicilio de la calle Pavía.

También estuvo presente Peritos en el concurso para la elección de “Miss Córdoba 1967” celebrado en el Teatro Duque de Rivas, y el 28 de mayo en la elección de <<Miss Andalucía Occidental>> celebrada también en el Casino de la Exposición de Sevilla, título que finalmente ganó la cordobesa María Francisca Delgado Sánchez.

En abril todas las Tunas de Sevilla aparecieron en la Feria del Libro el domingo día 16. En Información y Turismo se las había convocado para alegrar la mañana cultural. “Las tunas entraron, cantaron y luego se marcharon, cuando el cielo se iba oscureciendo. Y como a alguien había que rondar y no sabían que también había una joven escritora firmando sus obras, cantaron eso del <<triste y sola>> a más de cuatro dependientas de librerías”.

En todo caso, la nota de mayor trascendencia aparece recogida en la edición del 31 de octubre, que anuncia la reorganización de la Tuna del Distrito Universitario de Sevilla, que ese mismo día, en la plaza de la Alianza celebraba su primer acto público y oficial: la investidura de nuevos miembros de la tuna ante el numeroso público que se había congregado en el lugar, tras la cual “ejecutaron varias canciones de ronda, entre ellas cuatro nuevas de su repertorio originales del jefe musical de la Tuna, don Manuel Cruz. Después de deleitar a los concurrentes con varias canciones, se trasladaron a los domicilios de los gobernadores civil y militar de Sevilla para ofrecerles algunas piezas como homenaje”.

El día 25 de noviembre la Tuna del Distrito Universitario de Sevilla realizaba una excursión a Jerez:

“En la mañana del día 25 visitaron dos bodegas donde fueron agasajados, celebrando además un almuerzo de confraternidad, atendidos por el teniente de alcalde, delegado de Cultura, don Santiago Lledó Patiño. Después estuvieron en contacto con la futura madrina de la tuna, doña Teresa Domecq de López de Carrizosa, efectuándose durante la noche una ronda a la madrina y damas de honor, así como a la esposa del alcalde, señora de Primo de Rivera, y señoritas de la sociedad jerezana.

El domingo ofrecieron un recital de música popular estudiantil en el salón de actos de la Academia de San Dionisio, cedido por el Ayuntamiento para este acto cultural, cuya programación tuvo una duración de dos horas. Por la tarde fueron invitados a visitar la finca “Martenlla”, don de les fue ofrecida una capea, en la que participaron algunos elementos de la tuna, los propietarios de la finca y algunos <<maletillas>>. A las siete de la tarde se procedió a la solemne investidura de la madrina y de sus damas de honor en un ambiente gratísimo., en el que se observaron todos los cánones que marcan la tradición de la tuna. Hubo más tarde otro acto consistente en la investidura de un neófito de la tuna con el ceremonial acostumbrado, ofreciéndose finalmente una cena fría, que se prolongó hasta la madrugada, regresando los tunos más tarde a Sevilla.

Los miembros de la tuna nos ruegan hagamos pública su gratitud al Ayuntamiento de Jerez por su desinteresada colaboración y al pueblo jerezano por la acogida que le ha dispensado, respetando en todo momento su condición de universitarios y de españoles”.

 

1968 es de nuevo un año parco en noticias, tan sólo un par de la universitaria, otras tantas de Ciencias, una de Derecho, más el nacimiento de una nueva tuna y otra referencia a la presencia de las tunas en la Inmaculada.

Como dije la Universitaria aparece dos veces: a comienzos de marzo concurre a los actos organizados por la Delegación-Comisaría para el SEU con motivo de la festividad de Santo Tomás de Aquino, celebrando un concierto junto al Grupo de Danzas Universitario; y a mediados de diciembre, en la cabalgata del “Cartero Real” de SS. MM. Los Reyes Magos [4].

Ciencias participa el 17 de marzo en el almuerzo ofrecido por el Ateneo en un restaurante del Parque de María Luisa en homenaje a los escritores sevillanos participantes en la Feria del Libro, durante el cual se le entregó el “Platero” a Manuel Ferrand (autor de “El otro bando”, el libro más vendido de autor sevillano) y recibió también una distinción Antonio Burgos por la mejor labor informativa sobre el certamen. “Mediado el almuerzo hizo su aparición en el restaurante la Tuna Universitaria de la Facultad de Ciencias, cuyos componentes, después de interpretar varias canciones, impusieron la capa de tuno a Manuel Ferrand, al presidente del Ateneo (don Carlos López Lozano) y a don Santiago Montoto, decano de las letras hispalenses... Al final, con alegoría goliardesca, los tunos brindaron: - ¡Los que devoramos libros, brindamos por la Feria del Libro!”.

En junio era Ciencias la tuna que intervenía en la gala de elección de “Miss Sevilla 1968” que tuvo lugar en el Casino de la Exposición. “El éxito de los tunos fue extraordinario, ganándose generales ovaciones”.

Derecho estuvo presente en el homenaje que en el “Bar Manolo”, ofrecieron los habituales tertulianos del “Sport” el día 10 de mayo al diestro sevillano Diego Puerta.

La nueva Tuna de la que por vez primera tenemos noticias en octubre es la de la Escuela Superior de Arquitectura, que participó el día 3 de noviembre a la celebración organizada en el Cine Villasís con motivo del “XLIV Día Universal del Ahorro”.

Con respecto a la Inmaculada, y para terminar este año, cabe destacar la alusión aparecida en el artículo titulado “Añoranzas Concepcionistas” de Francisco Gil Delgado 

“En esta nuestra Sevilla 68, heredera de aquella del <<fervor concepcionista>>, interesaría preguntarse qué es lo que realmente queda de aquel fervor... Se nota un considerable aumento de gente joven en estos últimos años en la Salve del Triunfo; pero ello coincide con la presencia de las tunas, que aprovechan la noche para aumentar sus haberes del viaje fin de carrera; la verdad es que cuesta lo suyo hacer callar esa barahúnda en el momento de cantar la Salve y que el <<Todo el mundo en general>> sale de muy pocas gargantas, como los últimos hilillos de agua de un río pronto a secarse”



[1] Después todas las caravanas se unían en la Plaza Nueva formando “la Caravana de la Caridad” que transitando por las Avenidas de José Antonio y Queipo de Llano, Puerta de Jerez, San Fernando y Pasarela, finalizaba en la Plaza de España, donde se celebraban los actos finales y una misa de campaña.

[2] Llovió torrencialmente.

[3] Asencio González, R.; Estudianterías Cordobesas. Compilación de la lírica escolar y de la historia de nuestras Tunas y Estudiantinas desde su origen al año 1986, opus cit., p. 274.

[4] El diciembre de 1985 los antiguos componentes de la TDUS se volvieron a reunir. A continuación transcribo los artículos que con relación a este acontecimiento se publicaron en ABC, dejando constancia que se aprecian inexactitudes que, finalmente, intentaré aclarar:

ABC viernes 11-10-85

La tuna de! distrito universitario de 1965 se reúne para rondar

 

Sevilla. Mar Correa Hace veinte años ahora que se fundó la segunda tuna del distrito universitario que ha tenido Sevilla. La primera se disolvió, la segunda tampoco duró más de un curso. Con el recuerdo de la niña asomada al balcón, los tunos se dispersaron, se casaron, encontraron un puesto de trabajo, pero no por ello cambiaron. Y para demostrarlo van a volver a vestir sus bombachos, su capa y su beca, para rondar... como hace veinte años.

 

La tuna del distrito universitario de Sevilla era una selección de todas las tunas facultativas, se podría decir que eran los mejores, que una vez al mes salían de ronda y Sevilla lo notaba. Ellos, esos tunos de entonces, con algunos años y unas canas de más, querían encontrar una excusa para volver a las andadas, y la han encontrado, ya que hoy se cumple el vigésimo aniversario de su fundación.

 

— ¿Qué pretendéis con esta serenata después de veinte años?

 

— Queremos divertirnos, celebrar el veinte aniversario, volver a ver a viejos amigos de los que, desde entonces, no sabemos nada, y rememorar cómo era la tuna de entonces — contesta José María Rodríguez, que fuera jefe de la tuna del distrito universitario —. También pretendemos que esto sirva de embrión para una futura asociación de tunos veteranos.

"Con menos edad que Lola Flores y más que Chaveli", según sus propias palabras, quieren volver a sacar sus trajes negros de entonces, porque nunca han dejado de ser tunos. "Seguimos siendo los mismos de entonces, con el mismo espíritu de bohemios".

 

A TODOS LOS TUNOS

 

Esta noche, a las 11, se reúnen en "El Rinconcillo". Será la primera toma de contacto para decidir el día en que van a salir a cantar.

 

— Hacemos desde aquí un llamamiento para que vengan todos aquellos tunos que pertenecieron, tanto a la primera como a la segunda tuna de distrito. Es muy importante para nosotros esta asamblea, podremos ver cómo es nuestro poder de convocatoria y fijaremos la fecha para el <<reestreno>>.

J o s é María Rodríguez nos cuenta en qué van a consistir estas reuniones de veteranos estudiantes.

 

— Seguiremos con las tradiciones de la tuna, tal y como marcan los estatutos. Nombraremos a nuestra madrina, le haremos entrega de nuestra bandera y renovaremos el juramento a la tuna.

José María Rodríguez, Baltasar Quintero, Jesús Rico y Manuel Armijo — "que ha seguido una trayectoria fundamental para la tuna sevillana" — junto con m á s de una treintena de tunos, se disponen a recorrer de nuevo las calles del casco antiguo y después, como es tradición, dar una serenata a la madrina, Mercedes Zambrano. Por que, "lo divertido es lo contrario de lo aburrido, pero no de lo serio".

 

ABC martes 17-12-85

Sevilla: Vuelve la tuna del Distrito Universitario

 

La primera tuna del Distrito Universitario de Sevilla se volvió a unir al cabo de doce años de su desaparición. El pasado sábado Sevilla y el barrio de Santa Cruz fue, una vez más, escenario de las más legendarias rondas estudiantiles. La mayor parte de sus miembros ya son padres de familia que desarrollan esa profesión que un día le enseñaron en la Facultad; el sábado desempolvaron sus capas, sus bombachos y sus laúdes, sus bromas y sus canciones y salieron como antaño a rondar. La tuna del Distrito Universitario de Sevilla estaba formaba por una representación de cada Facultad, pero pronto se deshizo. El cariño de estos hombres por la tradición ha vuelto a unir a una de las rondallas más tradicionales de Sevilla.

 

ABC sábado 28-12-85

Tuna universitaria

 

Señor director: En el diario ABC del 17 de los corrientes, publicado en páginas posteriores de huecograbado, aparece la reseña, con fotografías adjuntas, de la salida de la tuna del Distrito Universitario de Sevilla.

 

Dicha reseña adolece de varias inexactitudes, comenzando por las mismas fotografías, que omiten a los principales personajes del acto: La madrina de la Tuds y sus dos damas de honor.

 

En segundo lugar se titula la reseña: Vuelve la Tuna del DU, cosa ésta no exacta, ya que se trató de la celebración del XX aniversario de la fundación de la Tuds, en su segunda etapa, y dichos actos y posterior serenata a la madrina (señorita Mercedes Zambrano Ibarreta), no tuvieron carácter de <<revival>> para comenzar de nuevo la andadura estudiantil, sino que fue lisa y llanamente eso: Una conmemoración de aniversario.

 

En tercer lugar, las tunas de distritos universitarios no son en modo alguno una representación (...!) de las facultades de ese DU, sino una selección de los mejores de cada tuna facultativa.

 

Y, por último, y refiriéndome al párrafo final de la reseña, una tuna universitaria no tiene nada que ver con una rondalla.—

 

José María Rodríguez R. Maese gran maestre, jefe de la Tuna del DU de Sevilla.

Aclarando, la primera TDUS se fundó en 1951 y desapareció en 1962. La segunda TDUS se fundó en octubre de 1967 y hay constancia de su presencia al menos hasta diciembre del 68, de donde en 1985 no se cumplían 20 años de su refundación, sino 18 y, por demás, en su segunda etapa duraron algo más que un curso, como poco un curso y medio.